lunes, septiembre 04, 2006

Una naranja que rueda sobre el piso es una naranja que rueda sobre el piso hacia ningun lugar. Si hacemos hincapié en la trivialidad de las cosas nos daremos cuenta al instante de la trivialidad de hacer hincapié en la trivialidad de las cosas. La falta de sentido nos une, todos los seres de la tierra mancomunados en un hacer, en un devenir inútil. Y si la naranja rueda hacía ningún lado tal vez notemos que en realidad se dirije a un pozo sin fondo, o a los zapatos de una vieja, o hacia la cara de un niño, de todas maneras: ¿Que importancia tiene?

3 comentarios:

Socram dijo...

Que trivial tu pensamiento.

breton dijo...

Tiene toda la importancia que uno le quiera dar.

CArO dijo...

Ovbiamente todo es relativo, esa naranja rodando la vi porque estaba sin hacer nada,,.. como cuando me cuelgo por la ventana del colectivo y la brisa en ese arbol me flasho el coco; O tambien cuando por hacer muchas cosas juntas sumando el cansancio de la rutina no me deja ver que la naranja se pudrio esperando que alguien la vea.